Pereyra dijo que trabajará para la candidatura de Alberto Fernández

BANER-ARRIBA-NOTA
Fly_728x90

Quien no conozca la historia del MPN tal vez no entienda la lógica de su forma de hacer política. Los medios nacionales siguen las señales pero no entienden la estrategia que subyace en las mismas. El partido provincial, el mas poderoso y estable que tiene la Argentina, tiene claramente en su objetivo lograr posiciones políticas que permitan una relación amigable con quienes ocupan el ejecutivo nacional, para beneficio de los intereses de la provincia, pero siempre tiene entre sus espadas políticas alguien que marca diferencias en tono crítico para no cerrar todas las puertas con las eventuales oposiciones y tal vez futuros gobernantes.

La nota del portal www.lapoliticaonline.com refleja un poco esa mirada parcial.

El petrolero fue un aliado clave de Macri en Vaca Muerta y un férreo antikirchnerista. Aunque Gutiérrez mantiene el silencio, la jugada tiene el aval del partido.

El dirigente petrolero Guillermo Pereyra, hombre clave en el desarrollo del yacimiento Vaca Muerta, dio un giro y anuncio que trabajará para la candidatura de Alberto Fernández, tras años de enfrentamiento con el kirchnerismo. La jugada es el primer paso del reacomodamiento del Movimiento Popular Neuquino que controla la provincia desde hace más de 50 años.

El senador nacional es candidato a la reelección por el MPN , que compite con boleta corta y en las primarias quedó tercero, resultado que de repetirse en octubre lo dejaría afuera de la Cámara alta. Atento a los problemas que le trajo competir sin candidato a presidente, el sindicalista pidió votar «Fernández-MPN«.

«Los petroleros privados vamos a acompañar la fórmula de Fernández-Fernández«, anunció Pereyra que fue un feroz crítico de Cristina Kirchner en su segundo mandato e incluso se impuso en la interna del MPN contra el sector del ex gobernador Jorge Sapag, en ese entonces aliado a la Rosada.

Pereyra aclaró que se trata de una decisión personal y de su gremio, aunque por detrás aparecen los hilos de la conducción del MPN donde existen diferencias fuertes respecto del kirchnerismo pero se impone la tradición de acercarse a todos los gobiernos nacionales.

El más reacio a un acuerdo con el kirchnerismo es el gobernador Omar Gutiérrez. El mandatario es un aliado muy cercano a Macri, que viene esquivando las definiciones nacionales y hasta evitó cruzarlo en un tema clave para la provincia como el congelamiento de los combustibles.

Sapag, Pereyra y Gutiérrez

Más cercano a la idea de un acercamiento a Fernández es Sapag, el jefe político del partido que tiene línea directa con el ex jefe de gabinete y ensayó un acercamiento antes de las PASO pero terminó cediendo ante la oposición de Gutiérrez y también de Pereyra, que fue muy crítico de la fórmula del Frente de Todos y pidió votar en blanco para presidente.

A pesar del silencio de Sapag y la actitud esquiva de Gutiérrez, un dato no menor de la jugada de Pereyra -y que revela que se trata de una movida también del partido- es que en la asamblea donde los petroleros votaron el apoyo a la fórmula de Alberto y Cristina estuvieron presentes todos los candidatos del MPN para el Congreso, incluido el ministro de Salud Ricardo Corradi Diez, un hombre de Gutiérrez.

El jefe de los petroleros no se quedará en un mero apoyo discursivo. Anunció que entregará 200 mil boletas de Alberto y Cristina junto a la del MPN para que sus afiliados las repartan entre sus allegados.

Pereyra completa así un giro que lo llevó desde el massismo en 2015 (cuando el MPN apoyaba a Daniel Scioli) a pedir el voto a Macri en el ballotage y a convertirse en un aliado clave del Presidente en Vaca Muerta. El sindicalista firmó con el actual gobierno un adenda al convenio laboral de los petroleros que los empresarios exigían para invertir en el yacimiento, lo que le valió grandes elogios de Macri.

https://www.lapoliticaonline.com

BANER-ABAJO-NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *