Norte argentino. Refinor inicia una obra vital para la región que llevará  fluidos de Vaca Muerta

BANER-ARRIBA-NOTA
Fly_728x90

Comienza la construcción de un poliducto hacia Bolivia. Costará US$ 5 millones y llevará fluidos de Vaca Muerta.

Por Cristina Carrazán   –  En las próximas semanas Refinor, la operadora del complejo Campo Durán y del poliducto que lleva derivados hacia el centro del país iniciará la construcción de Andina, un poliducto que busca potenciar la integración energética con Bolivia; en Andina se prevé una inversión que ronda los 5 millones de dólares y su ejecución está prevista en el término de 6 meses.

Reversionar, ese es el término que en materia de transporte de hidrocarburos comienza a utilizarse en una región donde la producción de gas lleva 12 años de caída.

En la actualidad la producción tanto de gas como de petróleo se ubica en un plano inclinado que para revertirse requerirá de cientos de millones de dólares, de una decisión política fuerte y de verdadero interés, pero en un escenario como el actual eso dista mucho de concretarse al menos en varios años vista.

Con la nueva instalación (Andina) que llegará a la línea de frontera con Bolivia, y enviados desde Campo Durán, serán transportados combustibles listos para ser utilizados o para el proceso posterior de agregados de biocombustibles.

Y lo novedoso en este cambio estratégico de Refinor en cuanto a la transformación de su modelo de negocios, es que ese ducto comenzará a recibir condensado proveniente del yacimiento no convencional ubicado en Vaca Muerta.

Servicios, un pilar fundamental

Desde las distintas gerencias de Refrinor se explicó que «los servicios logísticos serán un pilar fundamental para integrar y conectar la región y la razón de ser de Andina es precisamente la intención de potenciar, a través de su estrategia de negocios y de sustentabilidad, el desarrollo del norte argentino«. Con este nuevo modelo, Refinor pretende revalorizar el Complejo de Campo Durán como un hub (punto de centralización) logístico para la integración energética regional, sumándose a la actividad actual y de ese modo ser un eje central en el norte argentino para la importación y también la exportación de hidrocarburos y combustibles.

Nuevas oportunidades de negocio

Sin inversiones verdaderamente importantes en materia de exploración y explotación, las reservas hidrocarburíferas de la cuenca del noroeste se están agotando.

Como consecuencia han disminuido las principales materias primas necesarias para la obtención de naftas y gasoil de la Refinería Campo Durán que provenían de los yacimientos norteños y de los pozos del sur de Bolivia.

Por otra parte, en la instalación ubicada en las cercanías de la planta de procesamiento de gas boliviana de Gran Chaco, se dejó el gas provenientes de esos pozos sin sus componentes más ricos.

Esta situación, que desde hace tiempo genera una gran preocupación en la zona, desafió a la compañía a buscar nuevas oportunidades de negocios que le permitan seguir operando en la región. Actualmente, existen 6 kilómetros que requieren un nuevo trazado del poliducto Andina, que se extiende desde el Complejo Campo Durán hasta el punto límitrofe entre Argentina y Bolivia, los que serán construidos tras la aprobación del informe (EIAS) ambiental y social.

Además, se explicó que será necesario adecuar varias rutas y vías para garantizar la operación segura del poliducto. En este sentido, y de manera complementaria, se identificaron oportunidades de fortalecimiento comunitario e inversión social en el territorio, para construir colaborativamente junto a vecinos y organizaciones locales, proyectos concretos que impacten en el bienestar de sus habitantes.

La etapa que sigue, sobre la que todavía la compañía no estimó el tiempo que demandará, será la reversión total del poliducto Campo Durán (Salta), a Montecristo (Córdoba), de 1.100 kilómetros de extensión que hoy lleva los derivados hacia el centro del país.

La reversión implicará dotar a toda la instalación de lo necesaria para recorrer esa distancia pero en sentido contrario.

Satisfacción del gremio

«Vemos con optimismo estos proyectos de la empresa, lo que permitirá que Refinor siga operando y los trabajadores mantengan sus empleos. Deberemos discutir con la empresa la dotación para esta nueva operativa, la capacitación del personal y el mantenimiento que requerirá. Esto es importante también para la región, ya que de cierta manera contiene e integra a las comunidades por donde pasará la nueva traza. Si bien esto ayuda a la situación de la empresa, no soluciona el problema de falta de gas para procesar en las turbex, las que seguirán sin operar, y que junto a la planta compresora de gas son las que más mano de obra requieren«, dijo Sebastián Barrios, secretario general del gremio de petroleros.

https://www.eltribuno.com

BANER-ABAJO-NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *