Mientras planea bajar subsidios a petroleras, el Gobierno sale a “vender” Vaca Muerta en EE.UU.

Se trata de Javier Iguacel, secretario de Energía de la Nación, quien el lunes próximo estará en la ciudad de Houston para ofrecer un panorama sobre el estado actual de Vaca Muerta ante más de un centenar de empresarios y ejecutivos de los mayores grupos petroleros de ese país y del resto del mundo.

El secretario de Energía, Javier Iguacel, estará este lunes en tierras de Trump para promocionar el yacimiento entre grandes grupos petroleros del mundo

Por Andrés Sanguinetti – Mientras el Gobierno estudia aplicar un ajuste a los beneficios otorgados a las petroleras que diera en su momento para fomentar Vaca Muerta, como parte del acuerdo de reducción del déficil fiscal firmado con el FMI, el principal funcionario del sector energético se prepara para viajar a Estados Unidos a buscar más inversiones para la zona petrolera de mayor relevancia de la Argentina.

Se trata de Javier Iguacel, secretario de Energía de la Nación, quien el lunes próximo estará en la ciudad de Houston para ofrecer un panorama sobre el estado actual de Vaca Muerta ante más de un centenar de empresarios y ejecutivos de los mayores grupos petroleros de ese país y del resto del mundo.

El encuentro es organizado por el IAPG Houston, una institución privada creada en Texas en el año 2002 para actuar como vínculo entre el sector energético de Argentina y Estados Unidos.

Está formado por funcionarios que trabajan ad-honoren y destina los fondos recaudados por los patrocinios o eventos a financiar becas para estudiantes argentinos que deseen cursar sus estudios en los Estados Unidos.

Tras varias comunicaciones entre Iguacel y los miembros del IAPG Houston se definió esta especie de road show exclusivamente referido a Vaca Muerta y del que también participará el embajador argentino en Estados Unidos, Fernando Oris de Roa.

Estará también el funcionario americano Shawn Bennett, a cargo de la Secretaría de Petróleo y Gas de Estados Unidos, y Deaver Alexander, senior advisor Energy de Overseas Private Investment Corporation (OPIC).

Se espera que la presentación que tiene preparada Iguacel sea escuchada por altos funcionarios de empresas de gas y petróleo de Estados Unidos que tienen interés en conocer el grado de avance del yacimiento y del apoyo a las inversiones que ofrece el Gobierno argentino.

Claro que no le será fácil de explicar todo esto a Iguacel, uno de los funcionarios que más sabe sobre la realidad de Vaca Muerta y que es conciente de que se trata del proyecto de mayor envergadura para atraer capitales internacionales al país, a pesar del actual momento de incertidumbre que sufre la economía local, producto de la fuerte devaluación del dólar.

Precisamente, una crisis que ha llevado al Gobierno a sellar un acuerdo de financiamiento con el FMI y lo ha obligado a adoptar un fuerte plan de recortes de gastos y de ajuste que también podría terminar afectando al desarrollo futuro de Vaca Muerta.

Subsidios bajo la lupa

Ocurre que muchos de los empresarios que estarán presentes en el encuentro de Houston querrán saber de parte del propio Iguacel cuáles serán las medidas que el gobierno de Mauricio Macri adoptará en relación a este yacimiento. Más que nada, si mantendrá o modificará los beneficios inicialmente otorgados a los grupos que decidieron invertir en esa zona petrolera.

Beneficios que hasta ahora fueron canalizados por la Resolución 46, que subsidia a las productoras que incrementaron el volumen que extraen de gas no convencional.

Todavía no hubo una comunicación oficial sobre el tema, pero en varias empresas ya radicadas en la zona consultadas por iProfesional se espera que se recorten las partidas.

De concretarse, es probable que se frenen futuros planes de inversión para la zona ya programados y que las empresas que miraban con atención la región ahora dejen de hacerlo a la espera de un panorama más claro y estable.

Entre otros aspectos destacables, la resolución 46/207 creada por el entonces ministro de Energía, Juan José Aranguren, estableció incentivos que marcaron un sendero de precios hasta el 2021 y actuó como un disparador de la producción de Vaca Muerta durante los últimos seis meses.

Ahora, y con la crisis económica gravitando en todos los sectores de la vida argentina, los empresarios de este sector esperan el llamado del Gobierno para renegociar el monto de esos subsidios que reciben por invertir en Vaca Muerta.

Saben que el programa inicial de estímulo a la producción de yacimientos no convencionales de gas deberá cambiar. Es decir, se retocará el esquema que le permite a las empresas recibir un subsidio directo que cubre la diferencia entre el importe promedio del mercado y un precio estímulo fijado de forma discrecional por el Estado. La medida les permite garantizar ingresos competitivos al margen de las oscilaciones del mercado.

Este año, dicho incentivo asciende a u$s7,50 por millón de BTU, aunque la norma establece que el valor deberá ir cayendo a u$s7 en 2019; a u$s6,50 en 2020 y a u$s6 en 2021.

Con esta resolución, el Gobierno nacional se aseguró fuertes inversiones iniciales para desarrollar Vaca Muerta. Pero, como también pasó con otras patas del plan energético del Gobierno, la crisis financiera y la corrida cambiaria detonaron las variables de ese proceso que incluye a Vaca Muerta. Y el sendero de precios decreciente trazado por Aranguren antes de ser despedido de su cargo y reemplazado por Iguacel no parece ser la excepción.

Ocurre que en la actualidad, el precio abonado por el gas no se incrementó tal como se había previsto cuando se redactó la resolución 46.

Esto hace que el porcentaje del precio a subsidiar para llegar al valor establecido en la norma sea hoy mayor al calculado originalmente.

Lo que sí está claro es que, de cambiarse las reglas de juego, varios grupos importantes se verán afectados, como es el caso de Tecpetrol, la petrolera de Techint que lleva invertidos u$s1.400 millones en Vaca Muerta.

Según una nota publicada por el diario Río Negro en base a datos de la Secretaría de Energía, Tecpetrol debería cobrar u$s350 millones de subsidio este año y otros u$s650 millones en el 2019 con el precio del gas en torno a los u$s4 por millón de BTU.

Lo mismo ocurre con otras tres empresas como Capex, PAE y Total y hasta con la estatal YPF. Todas cobran el subsidio y se verían afectadas de igual manera si se modifican las reglas de juego.

Algo que además sería difícil de explicar para el propio Iguacel durante su gira por Houston. Más que nada porque tendrá que dar la cara ante empresarios extranjeros que reclaman reglas de juego estables y perdurables para decidir inversiones multimillonarias como las que demanda Vaca Muerta.

El funcionario lo sabe. Y por eso se espera que condicione su presentación al éxito ya tangible que significa Vaca Muerta y el avance logrado por el yacimiento desde que asumió el gobierno de Cambiemos.

“Le va a dar continuidad a la promoción de Vaca Muerta, mostrando los avances, el progreso y la importancia que tiene para la Argentina y las posibilidades de inversión que representa para las grandes empresas petroleras de Estados Unidos”, le dijeron a iProfesional voceros del IAPG Houston.

De hecho, aseguraron que el mismo gobierno de Estados Unidos le está brindando a sus empresas mucha información sobre el yacimiento y sobre las ventajas impositivas y fiscales que podrían impulsar para aquellas que decidan invertir en la zona.

“Es la reserva de shale gas más grande del mundo y en Estados Unidos lo saben y por eso apuestan al largo plazo mas allá de la coyuntura de crisis actual”, agregaron los organizadores del evento para quienes Vaca Muerta “tiene que estar en el mapa de las inversiones porque ya funciona, evoluciona y ofrece resultados prometedores”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *