¿Estamos preparados para el despegue de Vaca Muerta?

BANER-ARRIBA-NOTA
Fly_728x90

Con apenas un 5% en desarrollo masivo, en 8 años, generará ahorros para el país por sustitución de importación de gas por más 11.000 millones de dólares.

Desde hace al menos siete años, el desarrollo de shale y tight gas, tiene un fuerte impacto de ahorro para las cuentas del país.

El paso, esta semana, del precoloquio IDEA en Neuquén marca el fin de la discusión, para el mundo empresarial argentino, sobre la potencialidad y el presente de Vaca Muerta. Hace tiempo los no convencionales entraron en una fase en la que las olas salpican a la economía en general, señala el Diario de Río Negro.

Si bien la fecha de nacimiento suele ponerse en 2012, recién el año pasado el gas y petróleo no convencional comenzaron a generar divisas por exportaciones. Pero desde hace al menos siete años, el desarrollo de shale y tight gas, tiene un fuerte impacto de ahorro para las cuentas del país por la sustitución de importaciones: la cifra, que incluye la proyección del año próximo, es tan abultada que equivale al último desembolso aprobado por el FMI, más de 11.000 millones de dólares.

No hay un objeto que pueda dimensionar el valor calculado. Pero puede compararse con el último dato de reservas disponibles del Banco Central: 64.669 millones de dólares. Si bien es cierto que se trata de un acumulado, que incluye la proyección de lo que resta del año y 2020, no menos real es que sólo el 5% de la superficie de Vaca Muerta está en desarrollo efectivo.

Cualquier especialista que se consulte difícilmente pueda imaginar qué pasaría con el 50 ó 75% de los 30.000 kilómetros cuadrados de no convencionales neuquinos en marcha. Sí, coinciden, el objetivo es la exportación porque el mercado interno es tan acotado que apenas necesitaría un ajuste en el gas para los meses más fríos y hoy estaría resuelto.

Son alrededor de 1.500 km² en ocho yacimientos los que están en «desarrollo masivo», como se denomina a un proyecto no convencional cuando va en búsqueda de su máximo nivel de producción. Generalmente ese objetivo es alcanzado en un plazo de cinco a diez años. De los ocho desarrollos masivos, la mitad recientemente ingresó a esta etapa.

Aún con este incipiente desarrollo casi dos de cada 10 barriles de crudo del país salen de Vaca Muerta y cuatro de cada diez moléculas de gas argentino vienen desde la formación geológica o de sus hermanas, conocidas como tight gas.

Si a la producción no convencional de hidrocarburos se le suma la convencional, Neuquén produce más del 25% del petróleo del país y más del 60% del gas. Una cifra que puede duplicarse en apenas un lustro.

La generación de divisas, el ingreso de dólares por ventas al exterior, comenzó a despegar recién este año. Según el último dato disponible de la secretaría de Energía se enviaron al exterior, básicamente Chile, 6,2 millones de metros cúbicos de gas diarios en mayo, lo que significa poco menos del 10% de la producción neuquina.

Este año se esperan un resultado de 1.380 millones de dólares, pero para el año que viene el número podría ampliarse por encima de los 2.500 millones, concluye el matutino provincial.

https://www.perfil.com/noticias/cordoba/para-ypf-ya-estaria-cubierto-el-atraso-en-precios-y-no-deberia-haber-grandes-subas.phtml

BANER-ABAJO-NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *