De la China. Acueductos temporales para Vaca Muerta

El transporte de semejantes cantidades, que crecen a la par del incremento de la actividad en Vaca Muerta, se hace básicamente a través de camiones, saturando las ya castigadas rutas de la región.

Una empresa de la región monta y opera un sistema de mangueras para transportar el agua que requieren las fracturas no convencionales. La tecnología es importada directamente de China y es la misma que se utiliza en las formaciones norteamericanas.

Por Juan Pablo Grigioni – (Foto: Yamil Regules) – Hydroner tiene 15 empleados y su sede central se ubica en Cipolletti, aunque buscan expandirse.

A primera vista, el petróleo y el gas poco tienen que ver con el agua. Y si bien en la actividad convencional es utilizada durante la perforación de un pozo, es en la no convencional donde los volúmenes de agua requeridos se disparan en forma exponencial. De acuerdo al tamaño y a la cantidad de etapas de fractura, se calcula que cada pozo necesita entre 10 y 15 millones de litros de agua.

El transporte de semejantes cantidades, que crecen a la par del incremento de la actividad en Vaca Muerta, se hace básicamente a través de camiones, saturando las ya castigadas rutas de la región.

Desde hace algunos años, una pyme de la zona ofrece el servicio de transporte de agua a través de mangueras o tuberías flexibles. “Las capas interna y externa de la manguera –de doce pulgadas– son de polietileno, que favorece la resistencia a los rayos UV, la tracción sobre el terreno y la erosión”, explica Christian Farjat, socio gerente de Hydroner.

En tramos de 200 metros que se van acoplando con un sistema de roscas, las mangueras pueden extenderse a lo largo de kilómetros. En el trayecto se instalan bombas impulsoras para superar los desniveles del terreno. El montaje y desmontaje es ágil, ya que se van enrollando en carreteles que tienen un sistema hidráulico.

“En general se bombean 500 metros cúbicos por hora y luego el agua se almacena en piletas. Habitualmente la tarea no supera los diez días, dependiendo de la cantidad y el tamaño de los pozos del proyecto, pero trabajamos contrarreloj porque las operaciones se van trasladando de un lugar a otro”, precisó Farjat.

En este sentido, señaló que “es muy importante la logística, conocer de antemano cuál será el trazado para este acueducto temporal”.

Para eso Hydroner dispone de un drone que estudia previamente las dificultades que presenta el terreno. “El transporte de agua es una operación crítica, nosotros garantizamos que la operadora tendrá la cantidad necesaria en el momento requerido”, aseguró.

La empresa vende las tuberías o también puede operar el sistema. “Entre ambos servicios tenemos aproximadamente 40 kilómetros de mangueras y estamos esperando de acá a principios de 2019 unos 60 kilómetros más que ya tenemos adjudicados en distintas licitaciones”, detalló.

Una de las ventajas de Hydroner es que importa directamente las mangueras desde China. “Son fabricadas por la empresa 5 Elem y cuentan con todas las certificaciones internacionales, al punto que son utilizadas en el mercado estadounidense. Al no pasar por intermediarios, podemos ofrecer precios más competitivos”, comentó.

El agua se traslada desde grandes tanques de tipo australiano que instala la operadora hasta los yacimientos, mientras que en otros casos –dependiendo de la cercanía– se capta desde fuentes naturales como ríos o lagos.

En números

500  –  metros cúbicos por hora es el volumen de agua que utiliza un bombeo estándar para las fracturas hidráulicas.

40  –  son los kilómetros que suman unidas las mangueras de los acueductos virtuales.

Río Negro

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *