¿Cuál es el valor de un acre con potencial en Vaca Muerta?

BANER-ARRIBA-NOTA
Fly_728x90

Desde los primeros desarrollos, pasando por las ventas farm in de YPF, a las últimas adquisiciones de áreas y concesiones no convencionales el valor ha ido fluctuando. La caída del mercado del gas y la expansión de las fronteras inciden en los valores.

La constante comparación del desarrollo de Vaca Muerta con otras formaciones shale del mundo, en especial Permian en Estados Unidos, marca como uno de los valores a mirar de cerca el precio del acre.

La evolución de Vaca Muerta ha marcado una tendencia contraria a la que inicialmente se esperaba, dado que los valores comercializados en los últimos años han ido a la baja.

El cálculo no es nada sencillo dado que existen diversas formas de pautar un precio por acre en la formación argentina. Por un lado se encuentra el valor de los acuerdos de asociación de la estatal neuquina Gas y Petróleo del Neuquén (GyP), los definidos en los planes pilotos de las concesiones no convencionales y los surgidos de los farm in que ha realizado YPF a la hora de sellar acuerdos con nuevos socios.

Mientras en Permian el valor promedio del acre ronda los 25.000 dólares y en Eagle Ford roza los 20.000, en Vaca Muerta fueron Dow y Chevron las firmas que abonaron los precios más alto, de 10.790 y 10.245 dólares por acre en El Orejano y Loma Campana, respectivamente.

El récord

10.790

dólares por acre pagó Dow por El Orejano, un área que YPF ya había desriqueado previamente.

Desde GyP el valor por acre, que representa cerca de 250 metros cuadrados, fue en los últimos acuerdos desde los 3.000 a los 3.600 dólares.

Mientras que en el caso de las últimas concesiones no convencionales otorgadas por la provincia de Neuquén a YPF y Vista Oil&Gas el precio no alcanzó los 1.400 dólares por acre.

En este último caso, el precio no es fijado puntualmente como tal, sino que surge de las inversiones comprometidas en la etapa piloto, los fondos de Responsabilidad Social Empresaria (que por ley son del 2,5% de la inversión) y los bonos de acceso al área si es que se los hubiera acordado, cosa que no sucedió en las últimas dos concesiones.

Un cuarto caso se coló este año en la determinación del precio del acre que fue la venta excepcional que realizó el Estado Nacional, a través de Ieasa, del único bloque que poseía en Vaca Muerta. Se trató de Aguada del Chañar, un área por la que YPF desembolsó el equivalente a 8.183 dólares por acre.

Estas diferencias de precios muestran por un lado lo diferente que es el valor entre áreas con potencial ya probado o desrisqueado y aquellas en las que las compañías compran prácticamente un pedazo de meseta inexplorado.

El último

1.382

dólares por acre acordó YPF en la reciente concesión del área Loma Amarilla Sur, una zona sin explorar.

Pero para algunos, el avance de los desarrollos también podría marcar un adiós a precios por sobre los 10.000 dólares, dado que a la depreciación de los activos con potencial en gas por la caída del precio de este hidrocarburo –el principal fuerte de Vaca Muerta– se suma un factor que incide en la baja del precio y que es la sobreexistencia de pozos y la necesidad de realizar inversiones constantes para poder mantener los actuales niveles de producción.

https://www.rionegro.com.ar

BANER-ABAJO-NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *