Chevron sigue mejorando su rendimiento en Vaca Muerta

Según el vicepresidente de Upstream de la petrolera, Jay Johnson, el paulatino aprovechamiento de los recursos no convencionales de la Cuenca Neuquina está aportando novedades sumamente positivas.

Al informar los resultados corporativos del segundo trimestre del año, la petrolera norteamericana resaltó el desempeño registrado junto con YPF en Loma Campana y las buenas perspectivas que ofrece el desarrollo de El Trapial, entre otros bloques.

La potencialidad de Vaca Muerta ocupó un lugar central en la presentación de los resultados del segundo trimestre de 2018 que acaba de realizar Chevron Corporation, firma cuyos números globales se encuentran en pleno repunte. Según el vicepresidente de Upstream de la petrolera, Jay Johnson, el paulatino aprovechamiento de los recursos no convencionales de la Cuenca Neuquina está aportando novedades sumamente positivas.En Loma Campana, bloque que la empresa estadounidense comparte con YPF en la localidad de Añelo, se incrementaron de dos a tres las plataformas operativas. “Estos tres equipos están funcionando muy bien”, les comunicó Johnson a los inversores.

El rendimiento económico de la iniciativa, indicó, se encuentra cada vez más sólido. “Estamos viendo una mejora continua en nuestra producción allí”, remarcó.Otra área mencionada por el directivo en la presentación fue El Trapial, concesión que recién vence en 2032. “Se trata de un campo de alta madurez y originalmente convencional que se sitúa en la parte norte de Vaca Muerta, entre Rincón de los Sauces y Buta Ranquil. Estamos planeando ejecutar un piloto de ocho pozos con objetivos no convencionales”, anticipó.

La idea, acotó, es invertir alrededor de u$s 200 millones para reconvertir el campo. “Nuestras expectativas son verdaderamente muy grandes”, señaló.Sin embargo, no todos los comentarios vertidos sobre el mercado local fueron alentadores. “Es indudable que existe cierta inquietud política en la Argentina”, admitió Johnson.A su criterio, el Gobierno nacional deberá sortear varios desafíos de consideración. “Uno de ellos tiene que ver con la necesidad de mantener el mercado abierto, lo cual constituye un factor indispensable para que compañías como la nuestra puedan seguir avanzando y contribuyendo con el desarrollo de Vaca Muerta”, completó.

En recuperación

De acuerdo con el gobernador neuquino Omar Gutiérrez, que Chevron vuelva a tener en carpeta a El Trapial resulta muy importante para la actividad y para la mano de obra provincial. “El horizonte convencional del yacimiento se considera agotado desde hace años. Pero esto podría cambiar en función de la conexión del campo con Vaca Muerta”, enfatizó el mandatario, quien conversó al respecto con autoridades de la empresa norteamericana durante su última gira por Houston.

Según sus palabras, la incursión de Chevron en la búsqueda de shale oil en la zona será posible a partir del know-how acumulado en Loma Campana. “Estamos ansiosos por conocer los resultados de esta nueva inversión”, recalcó.Descubierto en 1991 por San Jorge, El Trapial es un campo maduro que requiere más de 250 pozos inyectores de agua para arrastrar la mayor cantidad posible de petróleo desde el reservorio hasta los casi 500 pozos productores.El apogeo productivo del bloque data de 2002, cuando aportaba 10.500 metros cúbicos (m3) de crudo por día. Hoy su tasa de extracción es una décima parte de aquella: 1.046 m3 diarios.

En 2000, Chevron empezó a recurrir a la recuperación secundaria y la perforación de pozos in field, técnicas que le permitieron incorporar 100 millones de barriles de reserva. Cinco años después, la empresa detectó El Porche, una nueva zona productiva en el sector este del yacimiento que adicionó 50 millones de barriles de reservas y mantuvo al campo entre los más activos de Neuquén.Hasta 2011 se perforaron 200 pozos productores e inyectores en El Porche. Desde entonces, la explotación no dejó de caer.

Foco neuquino

Al vender a Capex su participación en dos yacimientos hidrocarburíferos por u$s 25,2 millones, el año pasado Chevron dejó de operar en la provincia de Río Negro para concentrarse con mayor énfasis en la Cuenca Neuquina. A partir de esa transacción, la firma local se quedó con el 37,5% de la concesión de explotación Loma Negra y con el 18,75% de La Yesera.

Junto con YPF, Chevron anunció para esta temporada una inversión de u$s 500 millones en Loma Campana. Gracias a dicho presupuesto, ya se verifica el trabajo en simultáneo de tres equipos. Desde 2013 hasta hoy, los costos productivos en el yacimiento se redujeron un 50%. De hecho, por estos días YPF y Chevron sólo deben desembolsar u$s 8,2 millones por cada perforación horizontal.

https://www.revistapetroquimica.com/chevron-destaco-la-mejora-continua-de-su-rendimiento-en-vaca-muerta/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *