20 compañías de combustibles fósiles son responsables de emitir 1 tercio de los gases de efecto invernadero

BANER-ARRIBA-NOTA
Fly_728x90

Un nuevo estudio muestra que las compañías de combustibles fósiles han impulsado la crisis climática a pesar de conocer los peligros.

The Guardian publicó recientemente la lista de las 20 compañías de combustibles fósiles cuya explotación implacable de las reservas mundiales de petróleo, gas y carbón, está directamente relacionada con más de un tercio de todas las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los investigadores revelan cómo varias empresas estatales y multinacionales están impulsando la emergencia climática que amenaza el futuro de la humanidad, a pesar de ser conscientes del impacto devastador de la industria en el planeta.

El análisis realizado por Richard Heede de Climate Accountability Institute en los Estados Unidos, evalúa lo que las corporaciones globales han extraído del suelo, y las emisiones posteriores de las que estos combustibles fósiles son responsables desde 1965, momento en que los expertos dicen que el impacto ambiental de los combustibles fósiles era conocido tanto por los líderes de la industria como por los políticos.

Lista de las 20 compañías responsables de 1/3 de todas las emisiones

Las 20 compañías en la lista han contribuido al 35% de todo el dióxido de carbono y metano relacionados con la energía en todo el mundo, totalizando 480 mil millones de toneladas equivalentes de dióxido de carbono (GtCO2e) desde 1965.

Entre las empresas culpables hay nombres como Chevron, Exxon, BP, Shell, y hasta compañías estatales como Saudi Aramco y Gazprom.

Chevron encabeza la lista de compañías responsables de 1/3 de todas las emisiones, seguido de cerca por Exxon, BP y Shell. Juntos, las 4 compañías están detrás de más del 10% de las emisiones de carbono del mundo desde 1965.

Doce de las veinte principales organizaciones son de propiedad estatal y en conjunto, sus extracciones son responsables del 20% de las emisiones totales en el mismo periodo.

El principal contaminador de propiedad estatal es Saudi Aramco, que ha producido el 4.38% del total mundial por sí solo.

Según Michael Mann, uno de los principales científicos climáticos del mundo, los hallazgos sobre el papel de las compañías de combustibles fósiles generan horror. Pidió a los políticos que tomen medidas urgentes para controlar sus actividades.

 “La gran tragedia de la crisis climática es que 7 mil quinientos millones de personas deben pagar el precio en forma de un planeta degradado, para que unas empresas contaminantes puedan continuar obteniendo ganancias récord. Es un gran fracaso moral de nuestro sistema político que hayamos permitido que esto suceda”.

La lista global de contaminadores utiliza la producción anual de petróleo, gas natural y carbón informada por la compañía, y luego calcula la cantidad de carbono y metano en los combustibles producidos que se emite a la atmósfera a lo largo de la cadena de suministro, desde la extracción hasta el uso final.

El estudio descubrió que el 90% de las emisiones atribuidas a las 20 compañías responsables de 1/3 de todas las emisiones, provenían del uso de sus productos como gasolina, combustible para aviones, gas natural y carbón térmico. Una décima parte provino de la extracción, refinación y entrega de los combustibles terminados.

Pemex es la única empresa mexicana que aparece en la lista y se encuentra entre las primeras 10 compañías responsables de 1/3 de todas las emisiones.

De acuerdo con Forbes, Pemex tiene el objetivo de reducir en 25% las emisiones de dióxido de carbono (CO2), e incrementar el reúso de agua en 60% para el año 2021, en comparación con los niveles de 2016.

El reporte de sustentabilidad de Pemex para 2017 afirma que la empresa emitió 34.3 millones de toneladas de CO2, una reducción del 20%. La cifra de toneladas de CO2 equivalente cayó 31% a 39 millones.

De acuerdo con su Plan de Negocios 2017-2021, Pemex espera que para 2021 la reducción de emisiones equivalga a 15 millones de toneladas de C02, ya que durante el 2017 se logró una disminución de mil 575 toneladas/año en las emisiones de CO2 y una reducción del 75% menos en el consumo de combustóleo.​​

¿Qué dijeron las compañías responsables de 1/3 de todas las emisiones?

The Guardian contactó a las 20 compañías responsables de 1/3 de todas las emisiones. Siete de ellas respondieron.

Algunas argumentaron que no eran directamente responsables de cómo los consumidores usaban el petróleo, el gas o el carbón que extraían.

Varias reclaman en disputa que el impacto ambiental de los combustibles fósiles se conocía ya a fines de la década de 1950, o que la industria había trabajado colectivamente para retrasar la acción.

La mayoría dijo explícitamente que aceptaban la ciencia del clima, y algunos afirmaron apoyar los objetivos establecidos en el acuerdo de París para reducir las emisiones y mantener el aumento de la temperatura global a 1.5C por encima de los niveles preindustriales.

Todos señalaron los esfuerzos que estaban haciendo para invertir en fuentes de energía renovables o bajas en carbono, y dijeron que las compañías de combustibles fósiles tienen un papel importante que desempeñar para abordar la crisis climática.

PetroChina dijo que era una compañía separada de su predecesora, China National Petroleum, por lo que no tenía influencia ni responsabilidad sobre sus emisiones históricas.

El estudio se basa en un trabajo anterior de Heede y su equipo que ha analizado el papel de las compañías de combustibles fósiles en la crisis climática.

El impacto de las emisiones de carbón, petróleo y gas producidas por las compañías de combustibles fósiles ha sido enorme.

Según una investigación publicada en 2017 por Peter Frumhoff en la Unión de Científicos Preocupados en los Estados Unidos, las emisiones de CO2 y metano de los 90 mayores productores industriales de carbono fueron responsables de casi la mitad del aumento de la temperatura global, y cerca de un tercio del aumento del nivel del mar entre 1880 y 2010.

Heede dijo:

Estas compañías y sus productos son sustancialmente responsables de la emergencia climática, han retrasado colectivamente la acción nacional y global durante décadas, y ya no pueden esconderse detrás de la cortina de humo de que los consumidores son las partes responsables. Ellas descarrilan el avance y ofrecen lugares comunes cuando su vasto capital, experiencia técnica y obligación moral deberían permitir en lugar de frustrar el cambio hacia un futuro bajo en carbono».

Heede dijo que el año 1965 fue elegido como el punto de partida para el nuevo estudio porque otras investigaciones revelan que para esa etapa el impacto ambiental de los combustibles fósiles era conocido por los líderes de la industria y los políticos, particularmente en los Estados Unidos.

El objetivo de la investigación es hacer responsables a las empresas más culpables de las emisiones de carbono.

La investigación fue inspirada por la advertencia de la ONU en 2018 respecto a que el mundo tiene solo 12 años para evitar las peores consecuencias del calentamiento global, y los aumentos de temperatura a 1.5C por encima de los niveles preindustriales.

El estudio muestra que muchas de las compañías responsables de 1/3 de todas las emisiones, son empresas propiedad de inversores que gastan miles de millones de libras en cabildear ante gobiernos y presentarse como responsables con el medio ambiente.

Otro estudio a principios de este año descubrió que las cinco más grandes compañías de petróleo y gas que cotizan en la bolsa de valores, gastan casi 200 millones de dólares cada año presionando para retrasar, controlar o bloquear políticas para hacer frente al cambio climático.

Según Heede, las compañías tienen una responsabilidad moral, financiera y legal significativa por la crisis climática, y una carga proporcional para ayudar a abordar el problema.

https://www.expoknews.com/

BANER-ABAJO-NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *